DISEÑO WEB

Cómo dar feedback útil a tu diseñador

Si hay algo que no puede faltar a la hora de hacer un diseño es una buena comunicación. No solo por parte del diseñador, sino por parte del cliente. Contratar a alguien que cree tu página web no se trata de dejar todo en sus manos. Obviamente tienes que elegir a alguien en quien confíes, pero si sabes guiarle y hacerle ver lo que buscas con el proyecto, el proceso fluirá mucho más. 

Dar feedback constante, en cada paso del proyecto y cuando tu diseñador te lo pida es esencial. Al final, un diseño es un proceso de colaboración, y tú eres el que mejor conoces tu negocio y a ti mismo. Pero a veces el proceso se complica un poco si no sabes comunicar tu feedback de manera efectiva. Por eso hoy te traigo algunos consejos, por si te encuentras en esta situación.

ESCUCHA ANTES DE HABLAR

Tu diseñador te hará rellenar un briefing, se reunirá contigo, apuntará todos los requisitos que busca y se esforzará al máximo por entender tu negocio y sus necesidades. Después hará una investigación de mercado y con toda la información que ha recopilado comenzará el diseño. A partir de ahí, empezarán a llegar los primeros bocetos.

Antes de acribillarlo a preguntas, siéntate con tu diseñador y permítele que te explique todo el diseño. Dale la oportunidad de comentarte el por qué de cada elemento antes de decir lo que no te gusta. Seguramente resolverá muchas de tus dudas y su razonamiento te abrirá los ojos.

SÉ OBJETIVO

Tu negocio es tu bebé y tu web lo representa. Es normal que te agobie delegar en otra persona y que haya ciertos puntos que para ti tienen que ser de una manera y no de otra.

Pero evita que el amor por tu trabajo nuble tu juicio. No des valoraciones subjetivas y razona siempre tus opiniones. Para tu diseñador siempre será más útil que le digas “prefiero que no aparezca el morado porque siento que no representa mi marca” que “el morado porque no me gusta”. Si el morado no te gusta, igual acaba utilizando otro color que tampoco te representa. Acuérdate de que él es el experto, pero tú tienes que guiarle.

RESUELVE TUS DUDAS

Tu diseñador está deseando aclarar tus dudas. Seguro que hasta ansioso de explicarte el diseño. Así que pregúntale por qué sobre todo lo que se te ocurra. Si hay algo que quieras cambiar, pregúntale por qué razón ha incluido ese elemento. Quizás sientes que hay un elemento que no te representa pero el razonamiento te hace cambiar de idea o aclara tus dudas.

NO DEVALÚES EL TRABAJO DE TU DISEÑADOR

Si tu diseñador no ha dado en el clavo a la primera, puede que el problema haya sido la comunicación. Ya sabes eso de que “entre lo que yo digo y tú entiendes…hay 9 resultados distintos”. Menciona los problemas que ves en el diseño, pero no alecciones a tu diseñador sobre cómo resolverlos. Si crees que hay algo que has mencionado y no ha tenido en cuenta, repíteselo. Quizá se haya perdido entre mails. Pero no le des la solución. Él sabrá mejor que nadie darle la vuelta y proponerte una nueva opción.

NO SEAS DEMASIADO PROTECTOR

Confía en tu diseñador. Está ahí para ayudarte. Y sobre todo porque le encanta el diseño. Un buen diseñador siempre acogerá tu feedback con gusto e irá haciendo los cambios pertinentes para que sea lo más efectivo posible y te encante. No sobreprotejas tu marca y déjale un mínimo rango de creatividad para que te presente soluciones originales que quizás no se te han ocurrido. El proceso será más enriquecedor y el resultado mucho más satisfactorio.

TODO TIENE LÍMITES

Por último, ten en cuenta que tanto el diseño como el desarrollo tienen límites. Dale la oportunidad a tu diseñador de explicarte el por qué de cada elemento (debería hacerlo) antes de pedirle que te lo haga de otra manera. Sobre todo si trabajas con un diseñador gráfico y un desarrollador web, puede haber cambios finales que se deben a limitaciones del constructor visual, la plantilla web, o la usabilidad de la misma. Las posibilidades no siempre son infinitas

Pero sobre todo, disfruta del proceso. Ccrear tu web también tiene que ser un proceso creativo, emocionante y divertido. El diseñador está ahí para ayudarte y asesorarte en lo mejor para tu negocio. 

Y tú, ¿Cómo das feedback a tu diseñador? Te leo encantada en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *