Crear una web profesional cuando no tienes dinero para invertir

Ve directamente a una sección

Te aseguro que yo también he estado ahí: emprendes pensando que es darse de alta y ya está. Y sin embargo, en nada te das cuenta de que no es así, y que para establecer tu negocio online hay que invertir. Bastante. Más de lo que tu bolsillo se puede permitir en estos momentos.

Dejando de lado temas como mentorías, ayudas en marketing o publicidad y otros puntos esenciales, una de las mayores inversiones que vas a tener que realizar es la de crear una página web. En tiempo o en dinero, esta inversión será esencial para mostrarte de manera profesional y conseguir clientes.

Ahora sí, como sé que si estás leyendo estas líneas es porque no tienes una cantidad ingente de recursos para invertir, te voy a dar el paso a paso para que logres establecer tu negocio online con una página web profesional sin hacer un agujero en tu bolsillo.

INVIERTE EN UNA SESIÓN DE FOTOGRAFÍA

Esta va a ser una de las primeras inversiones que deberás hacer, y una de las más importantes, donde no te recomiendo escatimar. Las fotos no solo serán un gran recurso visual para tu página web (sin buenas fotos, el diseño no hace nada) sino que también te servirán para tus redes sociales, tus cuentas profesionales, tu dossier de presentación de servicios o cualquier otro recurso que necesites desarrollar en tu página web. Una sesión de fotos puede suponer una inversión de unos 300-400€ para unas 60/70 fotos profesionales.

Asegúrate de hacerlas con un fotógrafo con el que te sientas completamente cómodo, que cuide los detalles antes y después de la sesión y que se preocupe por reflejarte a ti y a tu marca por lo que representáis.

Puede parecer una gran inversión, pero te aseguro de que si la haces al principio de tu emprendimiento será un dinero más que bien invertido.

INVERTE EN UNA SESIÓN CON UN COPYWRITER

El siguiente paso, después de tus fotos es crear tus textos. Pero no unos textos cualquiera: unos textos persuasivos, que atrapen la atención de tus usuarios y que les hagan despertar el interés por trabajar contigo y pasar a la acción. Para ello, tienes dos opciones:

  • Invertir en un curso de copywriting, como por ejemplo, el de Maider Tomasena. Es una inversión mayor, y te llevará más tiempo desarrollar tus textos. Pero lo harás con estructura, de manera estratégica y las habilidades que desarrollarás te servirán no solo para estos textos sino para tus redes sociales, newsletter, etc.
  • Invertir en una sesión 1:1 con un copywriter que te guíe y ayude a poner foco en tus textos y escribirlos de manera persuasiva y adaptada a tu negocio. En este caso, te recomiendo las sesiones de Sara de Letras Voladas (de momento solo las anuncia en su newsletter).

Además, para asegurarte de que estás creando unos textos que realmente van a ser estratégicos y van a funcionar para tu web, te recomiendo que trabajes tu estructura web en una sesión 1:1 con un diseñador especializado en diseño web estratégico, que te guíe y te aconseje sobre la estructuración de tu web antes de empezar a escribir tus textos y revisarlos con un copywriter.

INVERTE EN UNA WEB PREDISEÑADA

La mejor opción si acabas de empezar con tu negocio: no supone una inversión demasiado alta, se puede adaptar a tu negocio, y normalmente vienen con una guía en vídeo para personalizarlas. Si la encuentras en formato de landing, mejor: será más económica y necesitarás menos tiempo de personalización y escritura de textos. No por ser una página más reducida significa que sea menos eficaz que una página web completa.

Ahora sí, una web prediseñada no es una plantilla web. Las plantillas web normalmente necesitan mucho código para su personalización, no vienen con constructor visual y eres tú el que se tiene que buscar la vida: nada de tutoriales ni soporte por mail. Sin embargo, las webs prediseñadas, son totalmente personalizables, vienen con tema y constructor visual, y (deberían venir) con una biblioteca de vídeos para que sepas personalizarlas paso a paso sin complicaciones ni quebraderos de cabeza. Si además te ofrecen soporte por mail, ya lo tienes todo.

TEXTOS LEGALES

Porque nadie que no tenga recursos para invertir quiere hacer malabares para luego tener que estar pagando una multa por la falta de un texto legal. Puedes contratar a un abogado, pero la opción más económica que yo siempre recomiendo son las plantillas de textos legales de Caribay Camacho. Te salvarán la web y el bolsillo.

Estas cuatro pequeñas inversiones son las que te permitirán empezar a promocionar tu negocio con un sólido espacio online que te muestre como el profesional que eres y genere la confianza y autoridad que buscas. Aunque hay muchas otras cosas en las que deberás invertir, estas tres piezas del puzzle te darán resultado a corto plazo, mientras consigues clientes para continuar con nuevas inversiones que te permitan crecer.

Y tú, ¿qué inversiones has hecho o hiciste al comenzar tu negocio? ¿Tienes alguna sugerencia que no haya incluido? Seguro que todos podemos comentar y compartir para ayudarnos 🙂

Guarda este post para más tarde si te ha gustado

Ir arriba

Diseño web estratégico para
emprendedores y marcas con
propósito que quieren conectar,
emocionar y convertir.