DISEÑO WEB

5 errores que estás cometiendo en tu página
"Sobre Mi" y cómo solucionarlos

La página “Sobre mi” es una de las páginas más importantes de tu web. Estoy casi segura de que si miras tus datos de google analytics, es una de las más visitadas. Porque a todos nos gusta saber quién está detrás de una página web. Es humano y natural. Tenemos curiosidad por saber quien es la persona que nos ofrece ese servicio, de donde viene, cómo nos puede ayudar

Pero muchas veces utilizamos esta página de manera errónea. Lo que lleva a que tus visitas se aburran, cierren la página sin pasar por tus servicios y se vayan a la competencia. Y eso es lo que queremos evitar a toda costa. Queremos que se queden, confíen en nosotros y nos compren.

Aquí tienes 5 errores que puedes estar cometiendo en tu página «Sobre Mi» y hacen que tus lectores no se conviertan en clientes.

HABLAR ÚNICAMENTE DE TI Y PONER A TU CLIENTE EN ÚLTIMO LUGAR

Lo más importante de la página “Sobre mi” es que le muestres a tu lector lo que puedes hacer por él, pero en un contexto distinto. Tienes que hacerle sentir especial, mostrarle lo que tu servicio puede hacer por ti, pero sobre todo, ponerle en el centro del diálogo de tu página. Queremos enseñarle qué problemas resuelve tu producto o servicio, qué beneficios ofrece y en qué medida le puedes ayudar a encontrar una solución de tu producto. Y sí, puedes hablar de ti, pero siempre aportando algo de valor para tu cliente. No te olvides de que lo único que tiene en mente cuando está navegando tu página es “qué hay aquí para mi”.

SER ABURRIDO

Sinceramente, a nadie le interesa tu curriculum, tu experiencia laboral o donde fuiste a la universidad. Lo único que conseguirás es que tu lector pierda el interés y cierre tu página. En la página “sobre mi” tienes que poner a tu lector en contexto, tratar la situación actual en la que se encuentra y después presentarte. Pero elige este momento para contar algo personal, algo especial que le aporte algo interesante a tu lector. Quizás tu cliente ideal es una persona que tiene un trabajo gris y tu te dedicas a ayudarle a emprender. Pues por qué no contarle que tú también estuviste en su lugar. Eso será mucho más interesante y motivador para él que tus 2 carreras, 4 masters y años de experiencia.

NO CREAR UNA PÁGINA "SOBRE MI" O NO TENERLA VISIBLE

A la gente le gusta saber quién está detrás de una web, una empresa o un negocio. Esta es tu oportunidad de conectar con tus potenciales clientes, de establecer una relación de confianza con ellos. Así que no la desperdicies escondiendo la página o no creándola. Lo único que conseguirás será generar desconfianza y tus lectores perderán el interés. No pierdas una oportunidad de conectar.

NO DECIR QUÉ QUIERES CONSEGUIR

Una vez que has hablado de lo que puedes hacer por tu cliente, las soluciones que ofrecen tus servicios, que te has presentado y le has contado algo sobre ti, no queremos que el lector cierre la página y se vaya. Queremos que haga algo. Así que piensa hacia dónde les quieres guiar (seguramente hacia la página de tu producto o tu servicio) y crea una llamada a la acción. Así tendrán algo que hacer después de haber leído ese texto. Y créeme, si has conseguido conectar con ellos, la mayor parte llegarán a donde tú quieres.

APARENTAR SER MÁS

No aparentes ser un estudio de diseño gráfico si solo estás tú detrás de tu web. O ser una multinacional si tienes una empresa pequeña de 5 personas. No hay nada malo en mostrar que estás solo, o que no sois muchos. Lo que importa es que logres transmitir el valor de tu trabajo, que se refleje en tus palabras lo mucho que vale lo que puedes hacer por tus clientes. Además, al final todo se sabe. Así que muéstrate tal y como eres. Ser tu mismo es la mejor garantía para conectar con tu audiencia.

Y tú, ¿cómo utilizas tu página “Sobre Mi”? ¿Te animas a incluir alguno de estos puntos? Te leo en comentarios 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *